El costo "político" y social que acompañarían las nuevas restricciones

Nacional 04 de enero de 2021 Por Sucesos Rufino
Ante la resonante llegada de nuevas medidas restrictivas para contrarrestar lo que no se hizo durante el mes festivo de diciembre del año pasado, las autoridades gubernamentales evalúan que medidas serían viables y menos "costosas" para si mismos.

Ante la inminente llegada de un nuevo pico de contagios en todo el territorio nacional, las autoridades sanitaria recomiendan a quienes dirigen algunas de las provincias más afectadas por el incremento de los nuevos casos de contagios, que medidas se podrían aplicar dentro de ellas como así también en el país.

Tanto el Presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández, como así también los gobernantes de algunas provincias, en este caso el Gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, se ven obligados a reparar de alguna manera lo que se dejó que pasara en el mes de diciembre. 

En este sentido han salido desde los ministerios de Salud Nacional y Provincial algunas sugerencias para los mandatarios, la que más relevancia tiene es el "toque de queda sanitario" por no llamarlo simplemente como lo que es, "un toque de queda". Esta vez y con los aprendizajes que nos ha dejado el pasado 2020 donde nos encerramos allá por marzo y por más de seis meses en algunos casos, hoy por hoy las restricciones estarían comprendidas durante la noche hasta el amanecer, impidiendo así la circulación nocturna sin necesidad.

De esta manera, los mandatarios evitarían el descontento de la gran mayoría de los trabajadores, que son quienes más sufrieron las consecuencias "económicas", por otra parte el análisis apunta también a la población estudiantil, quienes pedagógicamente pasaron un año de varias ausencias, desde la virtualidad se garantizan algunas cuestiones, pero sigue quedando un vacío entre las personas con menos recursos.

Algunos funcionarios se aventuraron a mencionar que la vuelta a las aulas este año será efectiva, teniendo en cuenta la aplicación de "aulas burbujas" donde podrán asistir no más de 12 personas por turno, apuntando así a los grupos más vulnerables, "los 1° y 5°".

    

Te puede interesar