Venado Tuerto, Santa Fe: Niña de 12 años no puede recibir trasplante

Provincial 03 de mayo de 2021 Por Sucesos Rufino
En Santa Fe una niña de 12 años, identificada como Magdalena Pagliero, no puede recibir un trasplante de hígado por falta de camas.

En Santa Fe una niña de 12 años, identificada como Magdalena Pagliero, de Venado Tuerto no puede recibir un trasplante de hígado por falta de camas.

La menor de edad estaba en a lista nacional del Incucai e internada en el hospital de Niños de Rosario. A pesar de que ya tiene su donante, que es su mamá Julieta Orozco, no se puede realizar el trasplante por dos motivos. El primero es porque se suspendieron en todo el país y el segundo porque en el sanatorio no hay camas de terapia intensiva.

La situación de falta de camas es grave en Santa Fe y creció más la desesperación a raíz del aumento de casos del coronavirus en el marco de la segunda ola.

A través de sus redes sociales, la mamá de la pequeña escribió: "Quizás hoy Magda ya podría estar trasplantada, pero resulta que yo siendo su donante al 100 por ciento de compatibilidad no me puedo someter a una cirugía porque no tengo cama en la terapia del Sanatorio Parque. El sistema está colapsado. Todo está en camino, pero no se puede. Hay falta de oxígeno y camas".

Luego Julieta Orozco prosiguió: "Les pido por favor no circulen si no es de suma urgencia, no se reúnan de manera innecesaria. Hoy nosotros los necesitamos. El año pasado fuimos una de las tantas familias que respetó todos los protocolos establecidos por la pandemia y aún así estamos padeciendo esta situación al extremo. Se lo pedimos por Magda, por todos. Magda necesita un trasplante hepático urgente".

Por su parte, el padre de Magdalena, Lucho Pagliero, manifestó: "Así como Magda, hay muchos que esperan un trasplante, tengan un poco de empatía y no salgan a la calle al pedo, las plazas, los bares y todas esas salidas sociales. Hoy la terapia en donde debería estar mi señora está colapsada, es por eso que no se puede donar todavía".

Asimismo, indicó: "En el país se suspendieron todo tipo de cirugías, por favor les pido, por mi hija y por todo los que necesitan estar en cuidados intensivos. Ya no hay más camas, ya no hay más terapistas, ya no hay más oxígeno. Cuando se empiecen a ver los muertos en las calles como en otros países ahí van a entender que en la vida no es ser solamente de un partido político o del otro, acá hay que ponerse en el lugar de los demás".

Por último, concluyó: "Esto ya está superando todo, yo la estoy viviendo de cerca, no sé si se hicieron bien o mal las cosas, pero lo hecho, hecho está, y ahora es momento de no salir de joda al pedo o a ver quién transgrede mejor las normas. Esto hay que difundir".

Fuente: www.derf.com.ar

Te puede interesar