¡Que se pudra en la cárcel!

El dato 20 de octubre de 2020 Por Sucesos Rufino
Una vieja frase, ¿Qué impacto tiene en la sociedad? ¿Cómo crecer y superar ciertos momentos de la vida?
CarcelWEB
Opinión

Es muy habitual oír en estos días la añeja frase "que se pudra en la cárcel", y más con lo agitada que esta nuestra sociedad últimamente, robos, entraderas, estafas telefónicas, asaltos a mano armada, fugas de películas. corrupción, asesinatos y demás situaciones que lo dejan a uno paralizado y en llamas de acuerdo al grado de conexión con la persona implicada en el conflicto.

Socialmente la frase responde a un juicio colectivo que realizamos en situaciones limites donde nos vemos víctimas o cercanos a las víctimas, lo que entendemos es que no lo queremos ver jamás en la calle, compartiendo nuestra lugar.

Profundizando y analizando el popular dicho vemos que; pretendemos que el sujeto muera preso, le deseamos la peor de las vidas, siendo que de antaño las cárceles del país son el peor lugar donde uno quisiera pasar sus días, lejos de ser la Institución de reinserción en la sociedad, para lo cual fueron creadas.

Donde estan abarrotadas, superpobladas, superando sus capacidades de alojamiento por un 50% en el mejor de los casos, y en la gran mayoría de ellas, donde la persona que ingresa debe disputarse (a veces hasta morir) por no perder sus pertenencias y por mantener su espacio.

Cabe mencionar que quien esté en deuda con la Justicia debe pagar, eso no está en discusión, pero socialmente que deseamos cuando pedimos "que se pudra en la cárcel", estamos deseando indirectamente que jamás se reintegre, que nunca se reinserte socialmente, que siga siendo un preso más toda su vida y se perfeccione hasta su último aliento allí dentro.

Sabemos que la mayoría de las causas no son precisamente de cadena perpetua, lo que cumpliría el deseo de una gran parte de la población, y que con buena conducta y de acuerdo a la pena en unos años esa persona volverá a estar en la calle entre la sociedad, sabiendo que sus (víctimas, la familia, las amistades y sus conocidos) le desean que se pudra en ese lugar.

Como sociedad tanto la persona que delinque como así también quienes no lo hacemos debemos reflexionar sobre que transmitimos al conjunto, y desde ese momento aseguraremos un gran cambio cultural, como seres humanos, como personas, como sociedad. "que te rehabilites en la cárcel".

   

 

Te puede interesar